Maridaje para pescados y mariscos
AÑADIR

COMPARTIR:

Maridaje para pescados y mariscos

La elección de un buen vino cuando vamos a comer se convierte en uno de los principales aspectos a considerar. No en vano, un vino adecuado potenciará el sabor de la comida y un vino no adecuado puede disimularlo. Aquí proporcionamos algunas sugerencias para que puedas disfrutar al máximo de los pescados y mariscos.

Vinos que maridan bien con pescados y mariscos

Lo primero que hay que señalar es que la sabiduría popular indica que los pescados y mariscos maridan mejor con vinos blancos. Eso es básicamente cierto, aunque habrá que tener en cuenta el tipo de preparación como, por ejemplo, la inclusión de salsas. Por otra parte, determinados vinos rosados o tintos jóvenes pueden ser, también, perfectos compañeros de mesa.

Un aspecto que hay que tener en cuenta es que, dentro de los vinos blancos y rosados, la diversidad interna es inmensa. No en vano, el grado alcohólico, la acidez o los aromas de cada caldo varían, y mucho. Hay que señalar, como excepción, que en algunos pescados o mariscos los vinos tintos jóvenes podrían maridar bien. 

Otro aspecto que no has de olvidar es que cada pescado o marisco tiene su personalidad. Por sabor, textura, proporción de grasa o sal, la elección de un vino u otro se hace importante. Esta es la razón por la que hemos decidido indicar algunas opciones teniendo en cuenta el tipo de pescado o marisco.

Calamares

El calamar es uno de los alimentos más agradecidos de la gastronomía española. Esto sucede porque se puede cocinar de múltiples maneras y, en función de ello, irá bien un bien u otro. No hay que olvidar, además, que hay recetas de calamares al vino tinto o al vino blanco.

Si vas a comer unos calamares a la romana, lo cierto es que puedes hacerlo con un vino blanco albariño o un tinto joven de uva tempranillo. No en vano, de las dos maneras será provechoso. Si la opción es comer unos calamares a la plancha, es mucho más sencillo porque con cualquier vino blanco joven quedarás bien.

Unos calamares en su tinta tienen un mayor grado de exigencia para el maridaje. En este caso, se hará recomendable tomar un espumoso blanco, un fino blanco, manzanilla o un vino blanco con barrica como un Chardonnay.

Vieiras

La vieira es uno de los mariscos más conocidos de Galicia y es un plato de lujo. Su sabor y contenido en grasa hacen que sea un plato exigente y que convenga elegir un vino que no desentone. 

Las vieiras gratinadas son típicas de las grandes ocasiones. En este caso, una buena opción para que disfrutes al máximo del sabor es el vino blanco albariño, aunque un Chardonnay también funcionará bien. Otra opción interesante, siempre que la vieira sea gratinada y que la comida cuente con platos de carne, es el vino tinto joven.

Cuando la vieira se prepara a la plancha, la elección es mucho más simple. Cualquier vino blanco gallego, ya sea de uva albariño, treixadura o godello estará a la altura. 

Boquerones

El boquerón es uno de los alimentos populares que más gusta como aperitivo y es típico del sur de España. Ahora bien, se puede comer de varias maneras y, para que se pueda combinar con vino, es bueno freírlo. No en vano, por la propia consistencia del boquerón es la mejor opción si se cocina.

Los boquerones fritos pueden casar muy bien con varios tipos de vinos, siempre que sean jóvenes. Al tratarse de fritura, puedes optar por vino blanco, tinto y rosado. Una uva blanca que marida bien es la palomino, típica de Andalucía aunque se utiliza en otras comunidades. Por otra parte, el fino o la manzanilla son dos opciones interesantes.

Merluza

La merluza es uno de los pescados blancos por excelencia y se puede preparar de múltiples maneras. Es posible preparar una merluza a la plancha, rebozada, en salsa o cocida, según el gusto de cada uno. Ahora bien, en este caso sí que hay un denominador común: el vino blanco es la mejor opción. Este pescado, por su naturaleza y proporción de grasa, casa mejor con los vinos blancos.

Si la merluza está cocinada sin grandes pretensiones, un vino blanco joven como un verdejo, un albariño, un Ribeiro con treixadura o un godello será la mejor opción. Ahora bien, si el plato está relleno o tiene una cierta evolución, quizás sea aconsejable un blanco con barrica como un Chardonnay o Sauvignon Blanc.

Conclusión

Como puedes ver, la forma de cocinar los pescados y mariscos influye mucho a la hora de elegir vino. Por lo tanto, no estará de más que eches un vistazo para que no tengas mayores problemas y le saques el máximo partido a los platos que preparas. En Ibercook proporcionamos varias soluciones específicas para que dispongas del pescado y marisco necesarios.